Al fin se abrió el telón y pudimos conocer la identidad del cortometraje ganador de la segunda edición de Cortometrando. Munich ha sido el protagonista de este II Festival Provincial de Cortometrajes ‘Cortometrando’ de la Diputación de Castellón. La pieza, que ha estado dirigida por el ondense Natxo Fuentes y ambientada en La Vilavella, ha logrado obtener el respaldo del jurado en una gala final que llenó el Teatro Principal de Castellón con más de 500 personas. También es destacable el premio del público, que fue para el corto María, la de la caja de zapatos del director Salvador Isert, ambientado en Tales.

Gala premios Cortometrando 2014

Todavía queda un largo camino para que la provincia se convierta en un plató cinematográfico, pero juntando las ideas y la técnica de directores/as, guionistas, cámaras, actores y actrices, podríamos decir que estamos en el comienzo de ese camino. Esta vez tampoco hubo sorpresas, si los autobuses, coches o autocares vienen con el pueblo, familiares o amigos de rodaje es más sencillo votar el premio del público. La sorpresa se produciría si en vez de un jurado hubiera una academia de cinematografía, y si en vez de responsabilizar al público en la mitad del premio, se repartiera y recompensara la cada vez más consagrada capacidad técnica de cámaras, guionistas, fotógrafos o actores.

Para comenzar  el análisis de la gala, habría que empezar por los cortos que quedaron en demasiado cortos, de tiempo. Como es el caso de Estrellas de Lucía Nos, un acercamiento a una noche donde los planes resultaron ser diferentes a los previstos y donde la narratividad se amontona con un deseo de contar que va más allá de un simple corto. Se notaron las primeras ganas de quien se ha contagiado del cine, una línea de cine indie provincial que apenas tiene representación en Castellón y que podría arrancar si la generación musical y estética tomara el desafío con más ganas. Profesionales los hay. De similares propuestas, nacen otros dos cortos, Munich, la ganadora del jurado, con un total control del tiempo, con encuadres preciosistas y una historia simple, lúcida, trasparente, bien interpretada por un trío de jóvenes actores. Justa merecedora del premio al jurado, aunque entendemos que no debió ser cosa fácil teniendo en cuenta que El tren de Sergio Serrano estuvo a una gran altura.

El tren cuenta las peripecias de 3 niños que encadenan travesuras, un corto existencialista, sorprendente, a medio camino de “El espíritu de la colmena” y “La lengua de las mariposas”, con una capacidad brillante para narrar, dominando el tiempo entre cada experiencia, tanto en las escenas, como en los movimientos de cámara, de fotografía impecable y un estilo desenfadado, casi a lo Jacques Tati, afrancesado y colorista, pero amargo. Un toque de atención a otra clase de cine.

Azahar, el corto de Elena Scura, se presentaba como una historia intimista, muy difícil de contar, que insinuaba sensualidad y frialdad. Pero se dejó atrapar en ciertos convencionalismos, desaprovechando quizás otro tipo de escenas y con un enfoque más sensible, que apareció principalmente a final del mismo.

Una de las sorpresas de la noche fue el corto Duocracia de Raúl Sánchez, el heredero humorístico de MelÓdrama. Un corto sencillo, divertido y pueblerino donde los dos únicos habitantes de un pueblo deciden presentarse a alcalde, haciéndose la vida imposible.

Para finalizar la noche, hablar del premio de público, María, la de la caja de zapatos, un corto endulzado con una voz en off con un buen final y salvado por la imaginería del guión y la dirección. Una historia contada demasiado rápida y en algunos planos, torpemente, pero por esas cosas de la ingenuidad y el sentimiento, rematadas a tiempo. El corto tuvo buena acogida entre el público, que optó por superarle 112 a 106 a Duocracia, el premio de éste. Parece ser que a los pueblos les ha gustado Cortometrando, y quién sabe, lo mismo acaban adelgazando el presupuesto en tauromaquia para acabar poniendo en letras gigantes el nombre de su pueblo, y convertirse en mecas del séptimo arte.

El jurando de este festival ha estado compuesto por el actor Fernando Cayo, Vicente Bonet (director ganador de la primera edición de Cortometrando), Óscar Parra (organizador del cineforum del Festival Cineculpable), Jaume Quiles (organizador del Fuencaliente Rural FilmFest de Ciudad Real), y Alberto Gutiérrez (organizador del Fuencaliente Rural FlimFest).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*